Comparadores de precios en internet y ejemplos

Desde hace ya muchos años, utilizamos la red de internet para realizar compras y ver las mejores ofertas. Además solemos buscar información acerca del producto que queremos comprar o bien que diferentes opciones hay el mercado.

¿Que es un comparador de precios?

Un comparador es un sitio web que a partir de una consulta sobre un servicio o producto nos detallará en la pantalla una lista de opciones a nivel de precios y puntuación de usuarios añadiendo un enlace a la tienda online que tiene dicho producto.

Por lo tanto un comparador también puede ser marketplace donde poder comprar un productos de diferentes webs desde la web que ofrece las comparativas.

 

Inicios de los comparadores

Los comparadores comenzaron a tener un gran éxito a partir del año 2000, aunque ya existían algunas webs fue a principios de este siglo cuando comenzaron a popularizarse, coincidiendo con el boom definitivo de internet.

Inicialmente algunas webs como ciao ofrecían comentarios de los usuarios sobre un producto y sus valoraciones. Otras vendían un producto en concreto, por ejemplo hoteles, y lo que hacían es que te comparaban entre sus propios servicios o productos la mejor opción.

Posteriormente se fue derivando a que otras empresas anunciaran dentro de una misma web de comparación sus opciones, de tal forma que se conseguía en la misma web, poder ver diferentes precios sobre un mismo proudcto y opiniones sobre este producto sobre el que estábamos interesados.

 

Tipos de comparadores

  • Comparadores de productos a nivel de precios
  • Comparadores de servicios
  • Comparadores de Hoteles
  • MarketPlaces

Comparadores de productos

Son webs donde para un mismo producto, por ejemplo un Televisor de la marca LG, nos mostrará los diferentes proveedores que lo venden y a que precios. Además nos podría también mostrar información sobre la opinión de los usuarios que han comprado a este proveedor, tiempos de envío, etc. Algunos como ciao, también tienen opiniones profesionales sobre el propio producto.

En este caso, el producto normalmente lo da de alta el propio comparador, y son las tiendas online que venden ese producto el que añaden su precio para que aparezca su opción al consumidor final.

Comparadores de servicios

Son los que no venden un producto en concreto si no un servicio, como por ejemplo un seguro de hogar o de alarmas de seguridad. En estos casos, el usuario o comprador, selecciona que tipo de servicio quiere, rellena unos datos personales y estos son enviados a varias empresas. Cada una, mediante una APIs(luego explicaremos que es) devuelven su precio y servicios asociados o información adicional, por ejemplo las coberturas en caso de seguros de coches u hogar.

Los precios en este tipo de comparadores son diferentes en función de la información aportada por un usuario. Por ejemplo, no es lo mismo una alarma para un negocio que para una casa, por lo que el dato devuelto por la empresas de servicios al comparador varía.

Esto también es válido para comparadores de precios de vuelos.

Comparadores de Hoteles

Realmente es un comparador de servicios, cómo es una estancia en un hotel, pero lo hemos separado del resto porque tiene una forma de trabajar diferentes. En primer lugar, a nos ser que sean grandes cadenas hoteleras, los hoteles son dados de alta a mano por los propios hoteleros. Estos tienen que interactuar en la web de comparación de hoteles, para añadir más habitaciones libres o modificar precios u opciones como la posibilidad de llevar mascotas.

Además, al ser un servicio muy especial, requieren de validación por parte de los hoteleros de la reserva, en muchas casos como booking.com, te envían un fax para que se asegure la recepción de la reserva.

Esto es debido a que muchos de los hoteles asociados a comparadores son pequeños, y no tienen una infraestructura tecnológica que le permita integrarse de forma continua con la web de comparación y su sistema de reservar, que en muchos casos es una libreta.

MarketPlaces, como comparadores

Realmente no son comparadores, pero han derivado a ello en los últimos años. Algunas webs tan importantes como amazon, no vende el producto en muchos casos, si no que son los asociados a su programa los que cuelgan su precio y tiempos de envío y son finalmente los que reciben el pedido y lo envían. Es decir, amazon en muchos de los productos que parece que venden, tan solo son intermediarios. Es por eso, que no siempre amazon es lo más barato que hay, aunque así lo pensemos. Esto lo veremos en el apartado de como ganan dinero los comparadores

A favor, de amazon hay que decir, que tienen una comunidad muy activa que valora el producto recibido y el vendedor que se lo vendió.

APIS, lo nuevo en la conectividad para comparadores

Una APIs, es un sistema seguro donde puedes consultar o enviar información a un sistema externo de forma segura y sin que el sistema receptor exponga sus sistemas a posibles situaciones de inseguridad.

Generalmente se utiliza tipologias XML o JSON para conectar dos sistemas diferentes. Y lo que hace realmente es que nuestro sistema realiza una petición a una URL envíando un archvio por ejemplo xml con una estructura conocida por ambos sistemas. Por ejemplo para conocer un precio en amazon.es sobre un producto determinado, o bien para que nuestra web pueda publicar automáticamente nuestros productos en ebay.com sin tener que hacerlo manualmente.

De esta forma, empresas que desean publicar su producto o servicio en una web de comparación de precios podrán disponer de información actualizada de una forma fácil.

El sector de los seguros es uno de lo más activos en la adaptación de las apis a sus sistemas. De esta forma una empresa de seguros recibe una petición de un portal tipo segurosbroker.com y este es capaz de mostrar a un usuario los precios de la aseguradora en tiempo real.

Cómo ganan dinero los comparadores

Normalmente ganan dinero a través de una comisión por cada producto que se venda a través de web. Existen opciones menos comunes como comparador30.com que sólo gana dinero con la publicidad y no con las comisiones de venta.

En el caso de amazon, hay muchas críticas por los elevados costes que les supone vender y el poco margen que obtienen los vendedores finales. Por contra, están expuestos a muchos visitantes y vendiendo mucho es cómo pueden ganar dinero.

Mejores ejemplos de comparadores de precios

A continuación mostramos algunos ejemplos de comparadores:

Comparador de seguros de coches: www.segurosbroker.com

Comparador de servicios de alarmas de seguridad: www.domun.es

Comparador de hoteles: www.trivago.com

Comparador artículos segunda mano: www.ebay.es

Comparador de vuelos: www.edreams.com

El futuro de los comparadores de precios

Realmente es difícil entender que ocurrirá con estas webs porque son empresas enormes las que hay detrás gestionando el sitio. Algunos expertos comentan que estamos ante una burbuja, aparecen anunciados en TV y gastan mucho dinero en marketing. Además cada vez más gente prefiere buscar pos si mismos antes que confiar en estas webs. Hay algunas críticas realizadas por ejemplo a www.rentalcars.com que te venden un seguro de coche cuando alquilas uno a través de su web y luego resulta que no es el oficial, aunque la forma en que lo colocan en el proceso de compra lo parezca. También ocurre con las webs de vuelos, donde algunas compañías se quejan de que suben mucho sus precios en detrimento de otras.

Es posible que esta competencia tan feroz haga que algunas empresas puedan reducir su presencia rápidamente por no tener el soporte económico suficiente para conseguir posicionarse en el mercado. Un ejemplo es segurosbroker.com que fueron pioneros en nicho de comparadores de seguros, pero que debido a la enorme inversión en publicidad que otros como rastreator han conseguido colocar en el mercado, les han adelantado en cuanto a reconocimiento de marca se refiere. Hay que decir que segurosbroker es una empresa muy bien gestionada y creada por profesionales del sector, lo digo porque que conozco a algunas personas que trabajan allí.

Malas prácticas, quejas de usuarios y cuestiones a resolver

Muchos usuarios se han quejado y arrepentido de comprar servicios o productos a través de comparadores.

Un ejemplo claro son los hoteles, donde es tal la magnitud e intermediarios desde que el hotel oferta su plaza hasta que se publica por ejemplo en booking que a veces la tecnología no es capaz de asegurar la reserva aunque lo hallamos pagado. Se da el caso de que el manejor de hoteles en booking se hace en muchos casos a través de agregadores de hoteles más pequeños que booking, por lo que ni siquiera booking gestiona ya directamente la plaza hotelera.

Otras como amazon, muestran un producto, pero realmente lo vende otra empresa, esto supone que a la hora de quejarse porque el producto que ha llegado está en mal estado o bien no era el que queríamos, la responsabilidad no recaee en amazon. Amazón solo pone la mano para la comisión pero luego se desentiende.

Estas cuestiones no deben ocultar el gran avance que han supuesto los comparadores pero si que generan cierta inquietud entre los usuarios finales, que ven que han pagado un servicio y en determinados casos deben de asegurarse ellos pos su cuenta que la reserva ha llegado correctamente al vendedor final.

Precios

Respecto a los precios está ocurriendo algo que no gusta nada a los grandes comparadores. Cierto es que mantener una arquitectura web de este tipo es caro y difícil y sobre todo dar una buena atención al usuario requiere de personal 24*7.  En el caso de los hoteles algunas personas ven el hotel y se saltan al comparador y llaman directamente al hotelero.

Beneficios

Sin embargo y respondiendo al apartado anterior. Con la llegada de los comparadores, ha llegado también el boom de las opiniones, por lo que un usuario que compra algo por estas webs, luego puede opinar del servicio prestado.

 

 

Acerca del autor

Añade tu comentario